Azithromycin 250 mg para que se usa


Atención: Texto no actualizado. Las recomendaciones que azithromycin 250 mg para que se usa incluye pueden no ser las más apropiadas en el momento actual. Recomendamos precaución a la hora de aplicarlas en los pacientes

Cita sugerida: Saavedra Lozano J. Bases para la elección racional de un tratamiento antimicrobiano. Guía_ABE (v.2.1/2008). Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico [en línea] [actualizado el 11/05/2008; consultado el dd/mm/aaaa]. Disponible en http://www.guia-abe.es

Abreviaturas: AAP: American Academy of Pediatrics. Amox/Clav: amoxicilina + ácido clavulánico. BGN: bacilos gram negativos. BLEA: β-lactamasa de espectro ampliado. CDC: Centers for Disease Control and Prevention. Cef-[n]G: cefalosporina de [n] generación. CGP: cocos gram positivos. CMI: concentración mínima inhibitoria. EBHGA: estreptococo beta-hemolítico grupo A (S. Pyogenes). EHP: estenosis hipertrófica del píloro. ETS: enfermedades de transmisión sexual. FAA: faringoamigdalitis aguda. FR: fiebre reumática. GEA: gastroenteritis aguda. GNPA: glomerulonefritis postestreptocócica aguda. Hib: H. influenzae. HP: Helicobacter pylori. ID: inmunodepresión. IM: vía intramuscular. IV: vía intravenosa.

1  Se refiere al porcentaje de antibiótico administrado de forma extravascular (oral, intramuscular, etc) que llega a la circulación sistémica.

2  Gentamicina: con la administración cada 24 horas lo importante es que el valle no sea tóxico (normalmente indetectable). Vancomicina: pico entre 25-30 (hasta 40-50 mcg/ml en el caso de meningitis, osteomielitis) y valle por debajo de 10-15 mcg/ml. Normalmente el pico se corresponde con la eficacia y el valle con la toxicidad. Puede ser importante medir el pico de antibióticos VO en infecciones graves como osteomielitis, dada la posible variabilidad interpersonal que puede existir.

3  Es por ello que ante la sospecha de OMA por S. pneumoniae resistente a penicilina quizás sea mejor administrar amoxicilina cada 8 en vez de cada 12 horas.

4  En recién nacidos las bacterias pueden variar. Siempre hay que tener en cuenta S. agalactiae y E. coli en la mayoría de las infecciones, y en algunas ocasiones (meningitis o neumonía) Listeria.

5  En recién nacidos el tratamiento es algo diferente, así como las dosis (consultar). En general hay que cubrir siempre S. agalactie y BGN (E. Coli), y con frecuencia requieren tratamiento IV inicialmente. Ampicilina (o cloxacilina) + gentamicina/cefalosporina 3G suele ser adecuado. Cuando se sospeche S. aureus (por ejemplo, infecciones de partes blandas) cambiar ampicilina por cloxacilina o cefazolina.

6  Los test rápidos hechos en secreciones nasofaríngeas son muy prácticos, especialmente con VRS e influenza (también parainfluenza y adenovirus), evitando pruebas y tratamientos más agresivos. Para la detección de muchos microorganismos existen técnicas de PCR, la mayoría sólo en laboratorios especializados.

7  En raras ocasiones M. pneumoniae, enterovirus, herpes simple o rinovirus. Bronquiolitis obliterante: forma grave y poco frecuente de bronquiolitis que cursa con inflamación y necrosis de las células de la mucosa, que finalmente produce una fibrosis obliterante. Los agentes etiológicos más frecuentes de esta entidad son B. pertussis, M. pneumoniae, sarampión, influenza y adenovirus.

8  Género Chlamydophila (antes Chlamydia): C. psitacci y pneumoniae. Son genéticamente y antigénicamente diferentes de la especies Chlamydia (por ejemplo, C. trachomatis).

9 Para el aislamiento de virus (por ejemplo enterovirus o herpes) el cultivo puede ser otro método diagnóstico muy útil, sólo realizado en hospitales de referencia.

10 Muy poco frecuente en < 3 años. Streptococcus hemolíticos del grupo C y G también pueden producirla; en este caso el test rápido estreptocócico podría ser negativo.

11 Suele afectar a adolescentes, y en un 50% de los casos se acompaña de exantema escarlatiniforme. Puede ser resistente a betalactámicos, siendo sensible a macrólidos.

12 Hay que tener en cuenta que el valor predictivo positivo de estos tests disminuye cuando el cuadro clínico no es el típico (por ejemplo, presencia de tos o cuadro catarral), por lo que debería realizarse en casos seleccionados. Además, también podría ser positivo en caso de portadores.

13 Valorar en caso de faringoamigdalitis aguda o escarlatina de repetición para asegurar la erradicación. Para la erradicación podría usarse clindamicina, o penicilina durante 10 días, asociada los últimos 4 días a rifampicina.

14 En caso de faringitis recurrente confirmar con cultivos entre episodios, e incluso con serología (dos muestras en paralelo de ASLO o anti-DNAsa B).

15 Usar mascarilla quirúrgica mientras se mantenga una distancia menor de 1 metro con el paciente.

16 20-30% de resistencia de S. pyogenes (sensible a josamicina in vitro). Conviene estudiar la sensibilidad antes del tratamiento. En caso de azitromicina administrar 60 mg/kg en total (20 mg/kg/día, 3 días o 12 mg/kg/día, 5 días).

17 Existen estudios de erradicación similar a penicilina con tratamientos más cortos (cefuroxima), pero las recomendaciones siguen siendo 10 días, salvo con azitromicina.

18 Las cápsulas de clindamicina pueden abrirse y mezclarse con líquidos. Recordar que si no hay antecedente de hipersensibilidad inmediata a penicilinas se podrían usar cefalosporinas.

19 Los virus producen GEA sobretodo en niños < 5 años. El más frecuente es el rotavirus. Otros son calicivirus (antes virus Norwalk; norovirus y sapovirus), astrovirus y adenovirus entérico (fundamentalmente serotipos 40 y 41). Existen diversos test rápidos en heces, siendo el de rotavirus muy fiable. En paises pobres las bacterias y parásitos producen la mayoria de las GEA.

20 Las 3 bacterias más importantes implicadas en toxoinfección alimentaria son Bacillus cereus, S. aureus y Clostridium prefringens. Clostridium difficile produce colitis pseudomembranosa, con frecuencia asociada al uso previo de antibióticos. Más allá del período neonatal, un 5% de los individuos están colonizados por esta bacteria, que además produce entre el 5-20% de las GEA asociadas al uso de antibióticos.

21 Azitromicina es uno de los antibióticos de elección en caso de tratamiento VO: cubre bien Salmonella (importante su alta concentración intracelular), Shigella, Campylobacter y E. coli. Debido al importante aumento de resistencias de las bacterias asociadas a la diarrea del viajero, el uso empírico de azitromicina en estas situaciones está cada vez más implementada. 

22 Util para el tratamiento de Shigella (o Salmonella cuando es necesario).

23 También en el caso de infecciones específicas como C. difficile, Shigella, y ciertos parásitos intestinales. El tratamiento de GEA por Yersinia no parece ofrecer beneficio (ver capítulo correspondiente de GEA). Campylobacter en caso de que persista sintomatología tras el aislamiento de la bacteria. En caso de E. Coli enterohemorrágico podría favorecer el desarrollo de síndrome hemolítico-urémico. Salmonella: en caso de precisar tratamiento los antibóticos con mejor respuesta (siempre que sea sensible) son ampicilina o amoxicilina, TMP-SMX, cefalosporinas de 3ª G y ciprofloxacino. Aminoglucósidos y cefalosporinas de 2ª G pueden no ser eficaces a pesar de su buena actividad in vitro.

24 Celulitis preseptal. Con lesión en piel sospechar S. aureus o S. pyogenes, sin puerta de entrada pensar en S. pneumoniae y otras bacterias de vías respiratorias superiores.

25 Etiología rara si ha recibido al menos 2 dosis de vacuna conjugada frente a Hib, en caso de niños no inmunodeprimidos.

26 Puede haber fracasos terapéuticos debido a su mala absorción VO (administración en ayunas y cada 6 horas).

27 VRS, coronavirus, parainfluenza, influenza, rinovirus (y otros enterovirus), adenovirus. Los 3 primeros no producen inmunidad duradera.

28 En niños pequeños (<3 años) S. pyogenes puede producir en algunas ocasiones infección de vías respiratorias altas, con fiebre elevada, irritabilidad, adenopatías generalizadas y rinorrea purulenta, acompañada de costras melicéricas en fosas nasales, y que se conoce como estreptococosis.

29 Enterococcus es el gram positivo mas común en niños pequeños. S. saprophyticus es un estafilococo coagulasa negativo que produce hasta el 15% de ITUs en mujeres tras la pubertad. S. aureus produce ITUs en niños con catéteres, y sugiere una infección a distancia. Existen 3 bacterias que normalmente colonizan la orina pero no producen infección: Lactobacillus, estreptococos α hemolíticos y Corynebacterium.

30 En un estudio retrospectivo reciente se ha objetivado un índice de resistencias de E. coli frente a amoxicilina / clavulánico mayor del 30% en ITU hospitalizadas.

31 En niños pequeños o de riesgo no hospitalizados empezar con cefixima VO. Dosis: 8 mg/kg/cada 12 horas las 3 primeras dosis, a partir de ahí cada 24 horas.

32 Importante usar el antibiótico de menor espectro una vez conocido el antibiograma. En caso de bacterias sensibles, TMP-SMX podría ser superior a amoxicilina.

33 En el caso de fosfomicina, una o dos dosis podrían ser suficientes.

34 Staphylococcus produce meningitis fundamentalmente asociado a material protésico (por ejemplo, válvula ventrículo-peritoneal).

35 Cefotaxima o ceftriaxona: en caso de sospecha de infección bacteriana y tinción de gram no disponible o cocos gram positivos, hasta descartar S. pneumoniae resistente a betalactámicos. En recién nacidos S. pneumoniae es poco frecuente y se usa generalmente ampicilina + cefotaxima.

36 Cinco días puede ser suficiente para N. meningitidis (5-7 días); 7-10 días para H. influenzae; 10-14 días para S. pneumoniae; 14-21 días si S. agalactiae, y 21 días para gram negativos. En recién nacidos suele ser de 14-21 días, comprobando esterilidad del LCR antes de suspender el tratamiento.

37 Se ha demostrado eficacia en niños con H. influenzae, y en adultos con S. pneumoniae. En general se recomienda ante la sospecha de meningitis bacteriana (o tuberculosa) excepto en recién nacidos.

38 Hasta un 15-35% de casos presentan infecciones mixtas de virus-bacterias.

39 En caso de neumonía por aspiración.

40 En algunos estudios se ha visto que se ha producido un aumento de la proporción de empiemas entre las infecciones invasoras por S. pneumoniae, sobre todo por serotipos no relacionados con la vacuna conjugada, incluso con disminución de resistencia a penicilina.

41 Siempre que el niño haya recibido al menos 2 dosis de la vacuna conjugada frente a H. influenzae tipo b.

42 Eritromicina o claritromicina: 7-10 días. Azitromicina: 5 días.

43 Teicoplanina podría ser equiparable, y puede administrarse IM. Escasas indicaciones: no son necesarios normalmente para el manejo de neumonía por S. pneumoniae.

44 Ante la sospecha de S. aureus administrar cloxacilina, cefalosporinas de 1-2G, Amox/Clav o clindamicina; si sospecha de SARM: clindamicina o vancomicina.

45 Clindamicina + cefalosporinas 3G puede ser una buena combinación ante neumonías de mala evolución o complicadas.

46 En algunos estudios no se ha demostrado una clara eficacia del uso de antibiótico enel tratamiento de infecciones por Mycoplasma.

47 Especialmente en niños >10 años.

48 Niños <5 años, a veces con poca clínica (incluso sin fiebre) y poca alteración de los reactantes de fase aguda.

49 Fundamentalmente en niños con drepanocitosis.

50 No sólo ayudará al manejo antibiótico, sino que puede disminuir el tiempo de tratamiento significativamente (fundamentalmente en osteomielitis). Especialmente importante en caso de osteomielitis graves o con mala evolución.

51 Existe literatura muy extensa sobre el uso de quinolonas en niños, sin haberse documentado la artropatía evidenciada en estudios animales. Antibiótico de segundo nivel en pediatría (al igual que levofloxacino), pero que podría usarse en determinadas circunstancias: para evitar tratamiento IV en el caso de ciertas bacterias como P. aeruginosa, infecciones causadas por bacterias multirresistentes o alergia a otros antibióticos en infecciones graves. 

52 Especialmente para cubrir un posible S. pneumoniae o H. influenzae (ambos poco frecuentes).

53 Podrían usarse solos o combinados (se podría añadir rifampicina si sensible). 

54 OMA recurrente: 3 episodios en 6 meses o 4 al año. No presenta una eficacia significativa con un importante aumento en la resistencia bacteriana, por lo que existe una tendencia al desuso.

55 De elección ya que S. pneumoniae es la bacteria más importante contra la que hay que dirigir el tratamiento, dado el bajo grado de curación espontánea. En caso de niños vacunados con la vacuna antineumocócica conjugada (³3 dosis) se podría valorar dosis estándar de amoxicilina (40-50 mg/kg/día) debido a que la frecuencia de neumococo resistente parece ser menor en estos niños. Aprobada la administración cada 12 horas, pero en bacterias resistentes podria ser insuficiente.

56 1-3 dosis de 50 mg/kg. La vida media de ceftriaxona en oído medio es de 24 horas, por lo que su efecto puede alcanzar 72 horas.

57 Algunos porcentajes globales de resistencia antibiótica en España del año 2006 son: S. pneumoniae, 27% a penicilina, 22% macrólido; S. aureus, 25% a meticilina (el porcentaje de SARM en niños es probablemente muy inferior), E. coli, 64% a ampicilina, 9% a aminoglucósidos, 28% a quinolonas (en niños probablemente muy inferior), 7% a cef. 3G; P. aeruginosa, 9% a piperacilina, 7% a ceftazidima, 12% a carbapenemes (probablemente por  su elevada utilización en España), 11% a aminoglucósidos, 19% a quinolonas. La resistencia de S. aureus y S. pyogenes frente a macrólidos probablemente oscila sobre el 20-30%.

58 Es importante conocer el patrón de resistencia de las bacterias más frecuentes de la comunidad. La frecuencia de resistencia bacteriana aumenta con la administración de antibióticos, así es importante conocer si el niño ha tomado antibiótico recientemente.

59 Con frecuencia multirresistentes. Klebsiella es otra bacteria que produce BLEAs con cierta frecuencia.

60 Se refiere al adquirido en la comunidad. El hospitalario suele ser más resistente precisando frecuentemente glucopéptidos (vancomicina) o linezolid para su tratamiento.

61 Tener siempre en cuenta no superar la dosis recomendada para el adulto. Mirar dosis específicas para recién nacidos.

62 La toxicidad más grave de los β-lactámicos es la reacción de hipersensibilidad. Opciones: clindamicina, macrólidos, glicopéptidos, quinolonas, TMP-SMX. Aztreonam es una opción parenteral. Siempre tener en cuenta que la historia de un exantema morbiliforme en un niño a los 4 días del tratamiento con amoxicilina (frecuente en infecciones virales) no conlleva el mismo riesgo que angioedema o broncoespasmo ante las primeras dosis administradas.

63 Infecciones graves: 250 000-400 000 U/kg/día c/4-6 horas (por ejemplo meningitis por gérmenes sensibles; máximo 24 millones U al día). Sífilis congénita: 100 000-150 000 U/kg/día c/12 horas durante 7 días, y posteriormente c/ 8 horas hasta 10 días (o penicilina G procaína a 50 000 U/kg/24 horas IM durante 10 días). En ciertas circunstancias de baja sospecha de sífilis congénita podrían administrarse 50 000 U/kg de penicilina G benzatina en dosis única.

64 Ampicilina a dosis altas (200-400 mg/kg) penetra bien la mayoría de los tejidos, incluyendo SNC, pudiéndose usar para el tratamiento de meningitis por bacterias sensibles.

65 Usar dosis altas (80-100 mg/kg/día, c/8 h) en caso de sospecha de S. pneumoniae (OMA, sinusitis, neumonía) y 50 mg/kg/día, c/12-24 h en caso de FAA.

66 De elección en caso de OMA recurrente o fracaso de tratamiento.

67 A partir de 45 mg/kg/día (dosis basada en amoxicilina) usar la formulación 1:7 (Augmentine® o Amoclave® 100) para evitar intolerancia gástrica debida al ácido clavulánico. IV: 100 mg/kg/6-8 horas. Augmentine plus®: 1 g/62,5 mg, de liberación prolongada, aprobado en adultos 2 g cada 12 horas.

68 Mejor actividad in vitro frente a S. aureus que otros antibióticos (cefalosporinas), pero sin una clara ventaja clínica.

69 Las cefalosporinas, en general, no cubren anaerobios (sí cefoxitina, una cefamicina), listeria ni enterococo.

70 La dosis de β-lactámicos debe ser 2-3 veces más alta para el tratamiento de infección osteoarticular.

71 En este caso administrar a dosis de 30 mg/kg/día.

72 Cefotaxima: 100-200 (300) mg/kg/día, c/6-8 horas (meningitis: dosis máxima cada 6 horas). Ceftriaxona: 50-100 mg/kg/día, c/12-24 horas.

73 Aunque no hay estudios adecuados que lo avalen, algunos autores piensan que clindamicina podría utilizarse como alternativa en OMA, sinusitis y neumonías producidas por S. pneumoniae resistente a penicilina o macrólidos.


Source: http://www.guia-abe.es/generalidades-bases-para-la-eleccion-racional-de-un-tratamiento-antimicrobiano


///

Giahninternational Bed Breakfast Zithromax allergy spasms


Azithromycin 250 mg para que se usa Hotel Aracaju Algas Marinhas
Azithromycin 250 mg para que se usa Holes Q A Emma's Blog
Azithromycin 250 mg para que se usa Aux quatre saisons - m
Azithromycin 250 mg para que se usa Village of Suffern
Azithromycin 250 mg para que se usa Gu a-ABE
Azithromycin 250 mg para que se usa M

///
Дата: 31.08.2017, 19:00 / Просмотров: 95485